Consejo 2 – Evita las infecciones

En verano estamos expuestos a sufrir infecciones (de oídos, de orina,…).  El exceso de cloro en el agua de las piscinas puede provocar otitis, ya que se reduce la cantidad de cera del oído y estamos más desprotegidos frente a los microbios. No olvides llevarte unos tapones para los oídos.

Las infecciones de orina también son muy frecuentes en verano. Intenta no llevar el bañador mojado mucho tiempo y evitar los cambios de temperatura. Puedes prevenir las infecciones vaginales con geles íntimos,  aumentando las defensas con probióticos específicos, y también con complementos alimenticios con vitamina C, arándano rojo, salvia, …

En general aumentar las defensas te ayudará a mejorar tu sistema inmunitario y no coger infecciones.

 

No te pierdas el consejo de mañana.

Comparte!